IMO Instituto de Microcirugía Ocular

Cirugía plástica ocular imagen y salud

Cirugía plástica ocular: estética y salud

La cirugía plástica ocular y orbitaria garantiza el mejor tratamiento de patologías tanto estéticas como funcionales

La cirugía plástica ocular y orbitaria es una subespecialidad oftalmológica reciente y poco conocida, que se ocupa de patologías y defectos estéticos o funcionales relacionados con las órbitas oculares, los párpados y las vías lagrimales, así como de la parte media y superior del rostro.

El tratamiento quirúrgico de la región que rodea al ojo es de gran importancia, ya que afecta directamente al órgano ocular y la visión. En cualquier caso, se trata de una zona muy delicada, que requiere de manos expertas para su realización con éxito.

Cirugía plástica ocular imagen y salud

La cirugía puede corregir el exceso de grasa en los párpados

Novedades en quirófano

La cirugía de órbita ha avanzado en el último año gracias a la introducción de avances tecnológicos, como el microscopio frontal. Una de las principales ventajas de esta tecnología, que ya está presente en los quirófanos del IMO y se utiliza para las descompresiones orbitarias y los tumores oculares, es su movilidad que ofrece un mayor detalle y precisión. Además, incorpora una cámara conectada a un monitor, lo que posibilita que el equipo quirúrgico vea en pantalla lo mismo que está viendo el cirujano.

Múltiples opciones

Las posibilidades estéticas de la cirugía plástica ocular son múltiples y van desde la intervención para corregir el exceso de grasa en los párpados hasta la corrección de ojeras, arrugas perioculares (la llamadas “patas de gallo”) o de la parte superior del rostro.
Cirugía plástica ocular imagen y saludSegún los especialistas del IMO, entre las principales técnicas destacan las inyecciones de sustancias como el ácido hialurónico. De origen biológico, además de alisar los pliegues subcutáneos, estimula la producción de colágeno, que multiplica y prolonga el resultado rejuvenecedor a medio y largo plazo.

Renovar la piel

Una técnica empleada para defectos cutáneos superficiales es el peeling, que consiste en la aplicación sobre la piel de un producto químico que elimina sus capas superficiales, produciendo células nuevas. Se aplica generalmente para eliminar las impurezas y las células muertas.

Para arrugas de profundidad superficial y media, el IMO utiliza la técnica del resurfacing, que consiste en eliminar la epidermis por completo mediante la aplicación de láser. Se logra una renovación completa de la piel, elimina arrugas del rostro y “patas de gallo”.

Suscríbete a nuestras novedades



Debes estar logueado para publicar un comentario.

Artículos relacionados

Contactar

Certificaciones:

Colaborador oficial de: