IMO Instituto de Microcirugía Ocular

Lifting con ultrasonidos

Lifting con ultrasonidos: rejuvenecer de forma natural y sin pasar por quirófano

El Departamento de Estética y Rejuvenecimiento Oculofacial de IMO incorpora el novedoso sistema Ultherapy, que, con una sola sesión, estimula la producción de colágeno y combate la flacidez de la cara, el cuello y el escote de manera natural y sin cirugía

Con el paso de los años, y como consecuencia natural del proceso de envejecimiento, la piel pierde su firmeza y luminosidad. Sin embargo, no es necesario esperar a que los signos de la edad dejen una huella acusada para actuar. Podemos prevenirlos o corregir sus primeras apariciones con tratamientos más conservadores y fáciles que la cirugía, como Ultherapy, un nuevo sistema de lifting no quirúrgico ofrecido de forma pionera por el Departamento de Estética y Rejuvenecimiento Oculofacial de IMO. Sus buenos resultados lo han convertido, en menos de un año, en una opción de referencia en países como Estados Unidos.

Ultrasonidos para conseguir un doble efecto

El calor generado mediante ultrasonidos que se aplican en el tejido profundo de la piel (65 ºC) logra un doble efecto de espectaculares resultados estéticos. Por un lado, provoca una contracción cutánea instantánea que tensa la piel de forma natural y, por otro, estimula la producción de colágeno, una proteína esencial para la salud y la calidad de los tejidos al reforzarlos y dotarlos de firmeza.

Tal y como explica la Dra. Luz María Vásquez, especialista en estética oculofacial de IMO: “la ventaja de Ultherapy es que, a diferencia de otros tratamientos, se dirige específicamente a las capas profundas de la piel, rejuveneciéndola desde el interior y dejando la superficie intacta”.

Beneficios que se aprecian en la cara, el cuello y el escote

Los beneficios de esta terapia pueden apreciarse especialmente en la zona periocular, al elevar las cejas y reducir las “bolsas” o exceso de piel en los párpados, y en la zona de debajo de la barbilla, eliminando la “papada” y disimulando las arrugas del cuello y del escote. El resultado es un efecto de tensado natural y sin agresión para el paciente, siendo especialmente indicado “en personas con flacidez leve o moderada” según la Dra. Vásquez.

Los buenos resultados obtenidos por el sistema Ultherapy  lo han convertido, en menos de un año, en una opción de referencia en países como Estados Unidos.

Los buenos resultados obtenidos por el sistema Ultherapy lo han convertido, en menos de un año, en una opción de referencia en países como Estados Unidos.

No obstante, como añade la oftalmóloga, “el lifting con ultrasonidos no es un sustituto del lifting quirúrgico –indicado para casos más severos–, sino que debemos entenderlo como una alternativa para aquellos pacientes que buscan prevenir el envejecimiento facial de forma no invasiva, corregir los primeros signos de la edad sin generar cambios bruscos de aspecto, así como prolongar los efectos de la cirugía estética”.

Una sesión, un año de resultados

Teniendo en cuenta que el objetivo del tratamiento es rejuvenecer y recuperar la vitalidad de la piel –no provocar un cambio radical–, Ultherapy es una buena opción frente a otras soluciones no quirúrgicas, como la radiofrecuencia.

“La energía de los ultrasonidos penetra en capas más profundas sin disiparse (hasta 4,5 mm, el mismo nivel que alcanzan los liftings con cirugía) y libera un calor controlado que produce una mayor tonificación de la piel”, destaca Luz María Vásquez.

Para ello, tan solo se precisa una única sesión, de entre 30 y 60 minutos dependiendo de la zona a tratar, y no requiere baja ni cuidados especiales. “Es un procedimiento muy cómodo para el paciente, que se puede realizar en consulta sin necesidad de anestesia ya que es indoloro. Ahora bien, puede provocar leves molestias durante su aplicación, mientras se emiten los ultrasonidos, como señal positiva de que la regeneración de colágeno se ha puesto en marcha”.

Ultherapy tan solo precisa una única sesión, de entre 30 y 60 minutos dependiendo de la zona a tratar, y no requiere baja ni cuidados especiales: es un procedimiento indoloro y muy cómo para el paciente.

Ultherapy no requiere baja ni cuidados especiales y puede realizarse en consulta de forma muy cómoda para el paciente, con una única sesión inicial de entre 30 y 60 minutos en función de la zona a tratar.

Debido a la estimulación de este proceso, y más allá de un primer efecto de tensado inmediato, los resultados reales aparecen a partir del segundo o tercer mes, cuando se alcanza el máximo grado de tonificación.

La Dra. Vásquez, sin embargo, recuerda que “el envejecimiento de la piel se puede frenar pero no se detiene, por lo que, transcurrido aproximadamente un año, en función de cada piel y de los cuidados generales del paciente, puede ser un buen momento para repetir la sesión con Ultherapy o realizar un procedimiento de retoque”.

Suscríbete a nuestras novedades



Debes estar logueado para publicar un comentario.

Artículos relacionados

Contactar

Certificaciones:

Colaborador oficial de: